Ideario Institucional

El Instituto de Educación Ceferino Namuncurá nació en el año 1961, gracias a la iniciativa del Padre Leopoldo Pooli y un grupo de fieles de la Parroquia Nuestra Señora de la Guardia.

Siendo un Colegio de la Iglesia, el instituto abre sus puertas a alumnos y profesores de diferentes creencias y culturas, ya que el amor y el respeto a toda persona humana es un valor fundamental de nuestra fe y una condición básica para la convivencia, ya sea dentro de la Institución o fuera de ella. Actualmente el Instituto continúa con su finalidad principal que es la formación humana y cristiana de los jóvenes, así como la capacitación para la proyección profesional de los mismos.

El Instituto procura ser una verdadera Comunidad Educativa reunida en torno a los valores cristianos, de manera que todos sus integrantes puedan descubrir su vocación trascendente y optar por ella con gozo y responsabilidad. Tal vocación, nos enseña la fe, es la de ser, por medio de Cristo, hijos de Dios y hermanos de los hombres, compartiendo la vida comunitaria de la Iglesia y el servicio de la sociedad.

La familia es la primera responsable en la educación de los jóvenes. A los padres se les confía la formación humana y cristiana de sus hijos. Los docentes son los colaboradores principales en esta tarea, y nuestra Institución se esforzará por cumplir eficazmente dicha misión. Por su parte, los alumnos no son destinatarios pasivos de la educación, sino sus primeros protagonistas. Será necesario promover su participación oportuna, responsable y creciente en el proceso educativo.

Los diversos educadores del Instituto reconocen y valoran en cada alumno una persona única e irrepetible:

- Con una vocación trascendente y un destino de felicidad dados por Dios;

- Con una conciencia que les permite conocer su dignidad y vivir de acuerdo a ella, orientándose hacia lo que es verdadero, bueno y bello;

- Con una libertad que ha de ser educada para vivirla en la responsabilidad y el compromiso;

- Con una sexualidad que es necesario asumir e integrar en su orientación hacia el amor y la entrega;

- Con una capacidad de convivir socialmente en ámbitos vitales mixtos y plurales, donde sea posible la comunión y la participación.

En conformidad con su finalidad educativa, el Instituto quiere ser un lugar donde se promueva:

- El crecimiento y la maduración integral de los jóvenes;

- La formación cristiana de sus conciencias;

- La capacidad de asumir los desafíos culturales con espíritu de crítica y de integración;

- El desarrollo de las capacidades físicas, psíquicas, intelectuales y espirituales de los alumnos que los conduzca a una verdadera experiencia de plenitud personal, mediante la apertura a los demás en actitud solidaria.

Toda la actividad educativa ha de desarrollarse en un clima de:

- Comunicación y diálogo;

- Respeto y disciplina;

- Creatividad y participación;

- Anhelo y compromiso constante de superación;

- Aceptación de las limitaciones y aprovechamiento de los errores como oportunidades de crecimiento.

Como Colegio de la Iglesia, el Instituto de Educación Ceferino Namuncurá, quiere vivir en comunión con la Comunidad Diocesana y las orientaciones de sus organismos educacionales.

A fin de cumplir fielmente con su misión el Instituto se pone bajo la protección de la Virgen María, Nuestra Señora de la Guardia.